Buscar este blog

martes, 30 de agosto de 2011

Periodismo y cultura

Por: Nivardo Córdova Salinas, periodista.
Cultura es un término muy amplio. De manera esencial “cultura” es todo lo que ha hecho y hace el ser humano. “Cultura” es obra humana en oposición a “naturaleza” que es la “obra de Dios”.
Desde esa perspectiva, todas las manifestaciones humanas son cultura: desde la “agricultura”, la apicultura o la piscicultura, hasta lo que se entiende como “bellas artes”: música, literatura, teatro, danza y artes plásticas (pintura, escultura, etc.) o la arquitectura. El descubrimiento del fuego, la escritura, las leyes de la física y la química también son cultura. Pero además las nociones de respeto a los demás miembros de la sociedad, la espiritualidad y la religión, así como los buenos modales también son cultura.
Erróneamente se cree que “cultura” es solamente “haber leído libros”, o sea “almacenar conocimiento”. Esto es erudición.
Pero la verdadera cultura es saber vivir adecuadamente (“sabiduría”). De manera que una persona o un pueblo no es más culto porque lee más (esto es solo una parte de la cultura) sino que es más culto quien sabe vivir adecuadamente, a nivel personal y social.
Ahora bien, la denominada promoción de la cultura es una labor inherente al periodismo, cuyos fines básicos son: “informar”, “orientar” y “entretener”. Si el periodismo es mediocre (porque los que lo ejercen son mediocres) entonces no cumple las funciones básicas.
La segmentación de la prensa especializada dentro de la etiqueta de “sección cultural” o “página cultural” es solamente una etiqueta, ya que si nos atenemos al concepto amplio, todo el periodismo está llamado a ser cultural.
Si abordamos a la cultura desde un punto de vista segmentado: patrimonio cultural (prehistórico, precolombino –arqueológico-, virreinal o republicano, fotografía, cine y videoartes) y cultura inmaterial (tradiciones orales, tradiciones medicinales, mitos y leyendas, folclore, gastronomía, etc.) entonces es un campo que también es deficiente dentro de la cultura.
Hay personas o instituciones que creen que “hacer cultura” se debe limitar a hacer “actividades” culturales, por ejemplo recitales literarios, conciertos de la sinfónica, festivales de danzas, ferias de libro. Esto es sólo una ínfima parte de la cultura. Tampoco es verdad que la cultura es haber leído tal o cual libro. Las personas llamadas “analfabetas” en zonas rurales de la sierra o las etnias amazónicas nos demuestran todo lo contrario; pues tienen un manejo adecuado de sus recursos o de su ambiente, aun sin saber leer o escribir a la manera occidental. Un caso ejemplar en la costa norte son los pescadores artesanales que utilizan la “totora” para hacer sus embarcaciones (“caballitos de totora”), que por el impacto urbano están en peligro.
El periodismo puede hacer mucho difundiendo valores  éticos y morales, siendo fiel a la “búsqueda de la verdad” y buscando el noble fin de la justicia social

viernes, 26 de agosto de 2011

"Poemas franciscanos", de Fr. Luis Valle Goicochea OFM


 


El poeta peruano Luis Valle Goicochea (La Soledad, Parcoy 1910 - Barrios Altos, Lima 1953) fue fraile franciscano y estudiante en el seminario del Convento de la Recoleta del Cusco entre los años 1943 a 1945, con la intención de ser sacerdote. Su delicada salud le impidió conseguir ese objetivo pero, a juzgar por su vida, fue "franciscano" hasta su trágica muerte.
Luego de un año de paciente trabajo en el Archivo San Francisco de Lima, que dirige Fr. Abel Pacheco Sánchez OFM, se logró encontrar varios poemas que Fr. Luis Valle Goicochea OFM publicó en la revista "Ensayos", que editaban los seminaristas desde un grupo de estudios denominado "Academia Scoto" en homenaje al famoso filosofo.
Este libro es el resultado de dicha investigación realizada en Lima entre los años 2010 y 2011. Se tocaron muchas puertas para editarlo físicamente -aun quedan esperanzas de lograrlo- y en homenaje al primer centenario del nacimiento del poeta peruano se presenta esta edición digital a través del portal issuu.com, por encargo de Rimactampu / Ediciones Urgentes.
Agradezco el apoyo de Fr. Pacheco, de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú, el Archivo San Francisco de Lima y el Sr. Luis Valle Cisneros, sobrino del poeta.
Quedan reservados todos los derechos de autor. Puede difundirse el contenido del libro citando al autor de los poemas, Luis Valle Goicochea, las fuentes de investigación y a los  autores de la compilación. Se prohibe la impresión total con fines comerciales, salvo expresa autorización de los autores. (Nivardo Vasni Córdova Salinas)

jueves, 25 de agosto de 2011

Pedro Azabache, el patriarca de los pintores peruanos

Fotos de obras de P. Azabache: Cortesía de Katherine Durán Bisbal
Centro Cultural Inca Garcilaso de la Vega / Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú


Pedro Azabache (foto e-callao.net

La capital peruana "se saca el sombrero" ante la magia pictórica de los cuadros del artista plástico mochero Pedro Azabache (Moche, 1918), discípulo del gran pintor indigenista peruano José Sabogal (1888-1956) y de la artista Julia Codesido.
La retrospectiva de Azabache se exhibe en la sala de exposiciones del Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, cuya sede es la Casa Aspíllaga, hermosa mansión republicana ubicada en el centro histórico de Lima.
Se han colgado más de treinta cuadros de don Pedro Azabache que resumen lo mejor de toda su trayectoria plástica. El maestro, quien se encuentra delicado de salud en su casa en Moche, no pudo venir a la inauguración pero su obra plástica habla por él: paisajes y personajes mocheros, costumbres típicas, escenas campestres, todo dentro de una paleta extraordinaria de formas y matices.
Presentamos, en calidad de exclusiva, algunos de los mejores cuadros de esta muestra que no hace sino confirmar la trascendencia universal de la obra de Pedro Azabache y a quien Trujillo todavía le adeuda el homenaje que se merece. (NCS)


"Monsefuano", 60 x 50 cm (1954)

"Cerro Blanco", 57 x 50 cm (1943).

"Mi madre María Dolores Bustamante de Azabache",
76.5x60 cm. (1944)

"Huanchaco", 120 x 80 cm (1997).

"Procesión del Señor de la Piedad. Simbal", 100 x 120 (2009).

"Mochera con la Huaca del Sol" 150 x 60 cm (2006)

"Mujer sentada", 93 x 60 cm.

"El tío Concho", 75 x 57 cm (1944)

"Agoniza la tarde", 59.5 x 58 cm (1986).

"Devoción a San Isidro Labrador", 60 x 60 cm (2010).

"Mi madre Moche", 44 x41 cm (1943).

"El curanderismo", 100 x 150 cm (1996)

"Caballitos de totora", 65 x 75 cm (1995).


sábado, 20 de agosto de 2011

Jack Kerouac: credo y técnica de la prosa moderna, por Jack Kerouac (*)

A mi amigo Renato Rodríguez,
poeta siempre.

(*) Tomado del libro "Visions of Cody" (Visiones de Cody), 1956.

1. Libretas secretas garrapateadas y páginas frenéticas mecanografiadas para tu exclusivo placer.
2. Acoge todo signo, ábrete, escucha.
3. Evita embriagarte cuando no estás en tu casa.
4. Sé amante de tu vida.
5. La sensación que experimentas encontrará la forma que le conviene.
6. Sé poseído de una ingenua santidad del espíritu.
7. Respira, respira tan fuerte como puedas.
8. Escribe lo que quieres infinitamente, brota del infinito de tu alma.
9. Las indecibles visiones del ser.
10. No más tiempo para la poesía, en su lugar lo que es.
11. Sobresaltos visionarios que conmueven el pecho.
12. Permanece en trance, inmovil, sueña en el objeto que está ante ti.
13. Equilibra tus complejos literarios, gramaticales y sintácticos.
14. Al igual que Proust, se fanático del tiempo.
15. Relata la historia verdadera del mundo en monólogo interior.
16. La joya, el centro real, es el ojo en el interior del ojo.
17. Vive tu memoria y tu asombro.
18. Sal del fondo de tu ser, y con los ojos bien abiertos lánzate al mar del lenguaje.
19. Acepta perderlo todo.
20. Cree en la santidad de las formas de vida.
21. Esfuérzate por precisar la oleada que existe intacta ya en tu espíritu.
22. No pienses en las palabras si te detienes, si no es para ver mejor la imagen.
23. Conserva la huella de cada uno de tus pensamientos, graba su fecha al despertar.
24. Suprime el miedo y la verguenza ante la integridad de tu experiencia, de tu lengua y de tu saber.
25. Escribe para que el mundo lea y vea la imagen precisa que tienes de él.
26. Un libro-film, un film de palabras, he ahí la forma norteamericana de visión.
27. A la gloria de la Fuerza perdida en la Soledad helada.
28. Creación salvaje, sin límite, pura, surgida de las profundidades, a ser posible alucinada.
29. Tú eres un Genio - siempre.
30. Auto-realizador de películas terrestres financiadas por los Angeles del Paraíso.


BELIEF & TECHNIQUE FOR MODERN PROSE
Jack Kerouac


1. Scribbled secret notebooks, and wild typewritten pages, for your own joy
2. Submissive to everything, open, listening
3. Try never get drunk outside your own house
4. Be in love with your life
5. Something that you feel will find its own form
6. Be crazy dumbsaint of the mind
7. Blow as deep as you want to blow
8. Write what you want bottomless from bottom of the mind
9. The unspeakable visions of the individual
10. No time for poetry but exactly what is
11. Visionary tics shivering in the chest
12. In tranced fixation dreaming upon object before you
13. Remove literary, grammatical and syntactical inhibition
14. Like Proust be an old teahead of time
15. Telling the true story of the world in interior monolog
16. The jewel center of interest is the eye within the eye
17. Write in recollection and amazement for yourself
18. Work from pithy middle eye out, swimming in language sea
19. Accept loss forever
20. Believe in the holy contour of life
21. Struggle to sketch the flow that already exists intact in mind
22. Dont think of words when you stop but to see picture better
23. Keep track of every day the date emblazoned in your morning
24. No fear or shame in the dignity of yr experience, language & knowledge
25. Write for the world to read and see yr exact pictures of it
26. Bookmovie is the movie in words, the visual American form
27. In praise of Character in the Bleak inhuman Loneliness
28. Composing wild, undisciplined, pure, coming in from under, crazier the better
29. You're a Genius all the time
30. Writer-Director of Earthly movies Sponsored & Angeled in Heaven 

viernes, 12 de agosto de 2011

Cudelio Córdova Sánchez, fotógrafo de Cayaltí


Don Cudelio Córdova Sánchez (+), su esposa Sixtina Tapia Gonzales (+), y
sus hijos: Merari (+), Libni, Yevín y Nivardo Vasni Córdova Tapia, mi padre.
(Foto: Cudelio Córdova / Archivo José Córdova Barandiarán)
Segundo Cudelio Córdova Sánchez (Sorochuco 1910 - Chimbote 1988) es acaso uno de aquellos fotógrafos peruanos cuya obra sigue a la espera de difusión al gran público y al mismo tiempo del estudio minucioso por parte de los especialistas en historia, sociología, comunicación y cultura de la imagen.
Nacido en 1910 en el poblado de Sorochuco (Celendín, Cajamarca), del matrimonio conformado por Trinidad Córdova Bardales (1844-1941) y Teófila Araujo Sánchez (1888-1953). A los 8 años de edad emigró hacia la hacienda de Cayaltí, uno de los centros más importantes de producción de caña de azúcar en América, que data desde el siglo XIX y que hoy, como empresa, está en crisis.
Cayaltí es ahora un distrito de la provincia de Chiclayo, pero en tiempos de don Cudelio Córdova era una hacienda que pertencía al distrito de Zaña, ciudad de origen virreinal y en cuyos alrededores aun se aprecian los restos de conventos e iglesias arrasadas por un aluvión a causa de las terribles lluvias del Fenómeno El Niño, en el siglo XVIII.
Cudelio, quien fue autodidacto, trabajó -tal como señala el artículo que presentamos- como "ayudante en los servicios del farmacéutico, bacteriólogo, odontólogo, neumotorista, auxiliar, anestesista, técnico radiólogo y atendía casos de emergencia cirugía menor". En Cayaltí contrajo matrimonio con doña Sixtina Tapia Gonzáles, cuyo abuelo fue un inmigrante chino. De este matrimonio nacieron cuatro hijos: Merari, Yevín, Libni y Nivardo Vasni (mi padre).
Ese era su empleo formal. Paralelamente Don Cudelio fue fotógrafo, y de los buenos. Su legado fotográfico consta de más de tres mil negativos y copias, actualmente dispersos en archivos personales, todos en manos sus descendientes. A partir de este valioso material es que en varios de los nietos de Don Cudelio existió desde antaño la inquietud de rescatar  y poner en valor sus fotografías. ´
El contador público colegiado José "Pepe" Córdova Barandiarán -nieto de don Cudelio y primo hermano mío-, hijo del Dr. Yevín Córdova Tapia y doña Luzmila Barandiarán, es uno de los familiares que más se ha preocupado por conservar fotografías y negativos de don Cudelio Córdova Sánchez, y tiene además información sobre el paradero de las demás colecciones, que servirán de material imprescindible para culminar la investigación académica emprendida conjuntamente quien suscribe este reporte (también nieto de Cudelio Córdova). Una luz de esperanza de que arribaremos a buen puerto es el apoyo valiosísimo que ha ofrecido el Dr. Andrés Garay Albújar, director del área de Imagen de la Universidad de Piura (UDEP), quien ha publicado estudios sobre los fotógrafos peruanos Martín Chambi y Max Vargas. Según el Dr. Garay, todo este legado fotográfico es muy importante para el Perú.


BUSCANDO LOS RASTROS DE "PAPÁ CUDE"
A continuación un recorte periodístico titulado "Recuerdan labor de un ex trabajador de Cayaltí", nota perodística sobre el gran fotógrafo, artista e intelectual peruano Segundo Cudelio Córdova Sánchez. Este material pertenece al archivo personal de José Córdova Barandiarán; fue escrito por el periodista Segundo Villanueva y publicado en el diario "La Industria" de Chiclayo entre 1971 y 1972.

 
Cudelio Córdova Sánchez y su esposa
Sixtina Tapia Gonzales (Foto: Cudelio Córdova)
-Archivo José Córdova Barandiarán-
   




miércoles, 10 de agosto de 2011

"Pedro Azabache", muestra antológica del artista Mochero en Lima


"Monsefuano", 60 x 50 cm, (1954).


Una muestra antológica de Pedro Azabache, decano de los pintores peruanos y último representante original de la escuela indigenista liderada por José Sabogal, uno de los movimientos artísticos más influyentes del siglo XX, será inaugurada el jueves 11 de agosto a las 7 pm en el Centro Cultural Inca Garcilaso de la Cancillería (Jr. Ucayali 391, Lima).

Azabache, de 93 años de edad, vive en su casa-taller de la campiña de Moche y vendrá a Lima especialmente para la inauguración de su exposición. Organizada conjuntamente con el Centro de Difusión Cultural Pedro Azabache, la muestra estará abierta al público hasta el 31 de agosto, de martes a sábado de 10 am a 7:30 pm y domingos de 10 a 6 pm. El ingreso es libre.

Impermeable a las nuevas corrientes y ajeno a toda influencia foránea, Azabache permanece hoy sorprendentemente activo y fiel al legado de su escuela, alternando como siempre el cultivo de la tierra con el registro pictórico de su entorno. Nunca ha dejado de habitar en Moche, su ciudad natal, un pueblo agrícola ubicado a las afueras de Trujillo repleto de huacas milenarias y atravesado por acequias de regadío.

 “La familiaridad del pintor con los tipos moches es lo primero que salta a la vista al recorrer esa galería de personajes lugareños que constituye uno de los ejes centrales de su producción. De una u otra manera, en todos esos rostros acuciosamente modelados aflora la memoria atávica de las vasijas-retratos que los antiguos ceramistas mochicas trabajaron en esos mismos lugares hace siglos. Sus rasgos fisonómicos se  han preservado y son admirablemente parecidos a los de aquellos personajes que los cuadros de Azabache logran captar con afectuoso detenimiento”….“Azabache es, ante todo, el pintor-cronista de un pueblo que permanece a lo largo del tiempo, por encima de todas las contingencias”,  comenta el historiador del arte Luis Eduardo Wuffarden.

Agrega además que “tanto sus paisajes campestres como sus calles o espacios urbanos fechados en los últimos decenios suelen erigirse ante nuestra mirada como escenarios de evocación, donde el pintor intenta capturar costumbres y modos de vida desaparecidos, con evidente añoranza. Azabache ha venido despojando progresivamente a estas escenas de todo detalle accesorio y agudizando los contrastes cromáticos de sus fondos crepusculares, para arribar así a una madura síntesis formal”.

En 1996, mereció las palmas artísticas, en el grado de Gran Oficial, por el gobierno del Perú, en mérito a su importante contribución al arte nacional y el año 2008 fue condecorado con la más alta distinción y medalla de honor por el Congreso de la República.

Katherine Durán
Coordinadora
Centro Cultural Inca Garcilaso
Ministerio de Relaciones Exteriores
204-2656 / 9866-40780